abril 12, 2024

Kalil Michel pide a Carolina Mejía aprobar normativas de ciudad y no ceder al chantaje de elites sociales

¡Comparte!

Santo Domingo. – El arquitecto Kalil Michel formalmente solicitó a la alcaldesa del Distrito Nacional, Carolina Mejía, aprobar “cuanto antes y sin demora” nuevas regulaciones urbanas para la ciudad de Santo Domingo.

En el programa “El Gobierno de la Mañana” dijo que, según explicaciones del director de Planificación Urbana del Distrito Nacional, Arq. Mayobanex Suazo, el Consejo de Regidores fue apoderado del nuevo proyecto normativo urbano, que derogaría las viejas resoluciones 94-98 y la 132-00, sustituyéndolas por nuevas ordenanzas que beneficien a las grandes mayorías, lo que pese a un amplio consenso público y técnico no ha sido posible aprobar. 

Michel destaco que, el retardo en la aprobación, ha sido consecuencia del “chantaje de reducidas elites sociales capitaleñas, que se creen con derecho de decidir sobre el territorio”. 

“Para este proyecto urbano Carolina Mejía y Mayobanex Suazo para este han realizado la mayor cantidad jornadas de estudios y socialización que ningún otro en la historia del ADN.  Sin embargo no ha sido posible su aprobación debido al “Elitismo Urbano” de minorías que intimidatoriamete pretenden imponer una vision excluyente de un Distrito Nacional para Privilegiados. 

Por eso  hago un pedimento formal a Carolina y su compromiso con el Distrito a que haga aprobar este marco normativo”, expreso.

Dijo que, que en polígono central del DN (Piantini, Naco, Serralles y Paraíso ) las actuales y obsoletas normativas impulsan la construccion de edificaciones anchas bajas, desperdiciándose suelo, lo que resolverían las nuevas ordenanzas que motivarían estructuras estrechas y altas liberando suelo para ampliación de aceras, nuevas plazas y arborado público. 

El Arq. michel reclamó “El Derecho de Ciudad” no para una parte sino para toda la sociedad, estableciendo que las nuevas regulaciones urbanas abaratarían el costo de las viviendas, en el DN dando acceso a la misma a toda una franja productiva capitalina, poniendo fin a la migración habitacional de quienes por el alto costo de la vivienda tienen que mudarse a la provincia Santo Domingo, pero deben trasladarse al centro para trabajar, o tener acceso a un buen colegio privado, un banco o un centro comercial. Todo esto se traduce automáticamente en mayores tapones, gastos en combustible y transporte, pero, sobre todo, convierte al Distrito en una zona excluyente.

“Todas estas situaciones se pueden solucionar con la aprobación de este proyecto urbano” resalto.

Cabe mencionar que, el ayuntamiento hizo un levantamiento de los 91.58 km cuadrados del Distrito Nacional, de los cuales apenas el 42.69 % tiene normativas y más del 80 % de las torres que quedaron en el polígono central como único centro de la capital no cumplen con la misma.